Diálisis

La diálisis es un conjunto de técnicas que permiten eliminar sustancias tóxicas extrañas presentes en la sangre o sustancias tóxicas propias, retenidas en exceso, a consecuencia de la quiebra del funcionamiento de los riñones, ya sea repentina o producida a lo largo de tiempo. Es, por tanto, un conjunto de técnicas vitales, porque permiten sobrevivir casi indefinidamente. La especialidad que trata a los pacientes que tienen que hacer tratamiento con diálisis es la nefrología. En el Hospital Trueta, el servicio está situado en la 7ª planta. La Unidad de Hemodiálisis dispone de 8 máquinas de diálisis por turno para pacientes crónicos, dos para agudos y tres para sépticos. Encontrará más información sobre el servicio en el apartado de Nefrología.

La mayor parte de quiebras repentinas del funcionamiento de los riñones son recuperables a las pocas semanas y permiten que el paciente deje la diálisis. La quiebra crónica requiere diálisis una media de tres veces por semana, ya sea de forma indefinida, o hasta que se realice el trasplante de un riñón.

El paciente crónico en diálisis puede disfrutar de una calidad de vida excelente. Puede llevar una vida laboral normal y las mujeres -aunque sea de manera excepcionalmente pueden recuperar incluso la capacidad de engendrar, especialmente desde que se ha vencido la anemia renal gracias a las epoetinas.

De todos modos, es necesario que este tipo de paciente tenga cuidado de ciertas limitaciones de tipo dietético. El paciente con diálisis crónica debe tomar poco líquido, nada de sal, poca fruta y poca leche y derivados. Esta vigilancia permitirá un buen funcionamiento del corazón y conservará las arterias y los huesos.

Conseguimos tratar satisfactoriamente el paciente con insuficiencia renal, tanto mediante diálisis como mediante trasplante de riñón, pero hay que hacer un esfuerzo de prevención para reducir la frecuencia de estos tratamientos. En este sentido, es necesario controlar la tensión, el azúcar y vigilar la infección de orina. Es necesario también recordar que cuando ya hay una lesión en los riñones hay que ir al el nefrólogo (que es el especialista) lo antes posible.

Hospital